Resumen del libro


En este lúcido ensayo, con un ritmo asombroso y un registro medio-alto, Blanchot revela un conocimiento exhaustivo de la obra -y todo lo que en relación a ella se ha escrito- de Kafka, sin dar interpretaciones forzadas, ni atender a una vena psiconalítica, sino por el contrario, documentando con citas textuales y literalmente aquello de lo que habla. Por tanto, es accesible tanto a lectores asiduos de Kafka como a un público cuyo interés sea puramente divulgativo. Se puede leer de forma parcial, atendiendo a aquello que cada uno ande buscando, en caso contrario, para aquel que desee ahondar en el mundo kafkiano, el conjunto de la obra sin duda no le resultará decepcionante.

Denotando un inmenso amor por la literatura, por la palabra escrita y sus enigmas, la obra se abre con un capítulo que intenta dar unas pautas y esclarecer qué es la literatura, por qué está llena de contradicciones, por qué sólo se puede escribir desde la muerte. A partir de aquí, podemos dividir la obra en bloques de dos capítulos por su proximidad semántica: Continúa su desarrollo entrando de lleno a tratar al escritor checo, cómo acceder a él por un lado (La definición del escritor, de ese escritor, y la explicación de la acción que ejerce -en caso de haberla-: él es el chivo expiatorio de la humanidad, él permite a los hombres gozar con inocencia de un pecado, casi con inocencia), por otro, qué relación tenía Kafka con la literatura («Por eso, con un estremecimiento de angustia, cuido la escritura de todo lo que pueda perturbarla, y no sólo la escritura, sino también la soledad que le pertenece»), desde su condición de exiliado, como judío que era (y así sentía el peso de su alma). De cómo influyeron las relaciones personales en su obra, en concreto su amigo Max Brod, a quien debemos la recuperación de su obra pero también algunos errores de cosecha propia, y Milena Jesenska, su gran amor, que aún con toda su impetuosidad, no logró arrastrarlo de forma definitiva, nos dan cuenta los dos siguientes. A nivel estructural, esa distancia, el extrañamiento, el unheimlich que crea a través de un “él” neutro, y que también aísla a todos sus personajes, y que es tan característica de su obra, ocupa el siguiente bloque. Para finalizar, los dos últimos hablan de ese pulso con la vida que fue la tormentosa correspondencia, mayormente con Felice Bauer («No sabes, Felice, lo que es cierta literatura en ciertas cabezas»), luchando por discernir algo de su personalidad («No puedo hablar de lo esencial; incluso para mí, está encerrado en la oscuridad de mi pecho: ahí se mantiene junto a la enfermedad, en el mismo lecho común»), haciéndonos humano, y llegando a un conocimiento más amplio de este inmortal al que tanto debemos.



Libros Relacionados



VIP

Thomas el oscuro                                                                                                  

Uno se jacta de leer y disfrutar a Maurice Blanchot, de recorrer, palabra por palabra, ese mundo intransferible e incomunicable del hombre, de todo hombre. No resulta exagerado afirmar que en sus escritos literarios (¿cuáles no lo son?) el pensad...

Descargar
VIP

Escritos políticos                                                                                            

La trascendencia de la obra crítica y literaria de Maurice Blanchot está fuera de toda duda. Su pensamiento político, sin embargo, es menos conocido: los textos y declaraciones reunidos aquí por primera vez fueron escritos para revistas efímer...

Descargar
VIP

El último hombre                                                                                                

«Las figuras de las ficciones de Blanchot están dibujadas en la grisalla de lo cotidiano y lo anónimo; y cuando dejan lugar a la maravilla, ésta no se halla en ellas, sino en el vacío que las rodea, en el espacio donde están depositadas sin ...

Descargar
VIP

El instante de mi muerte & La locura de la luz                            

El instante de mi muerte y La locura de la luz son dos de los mejores textos autorreferenciales producidos por la literatura del siglo XX. Construidos en torno a la idea de «evocación», en ellos el desencadenante es el recuerdo de un acontecimie...

Descargar